Dpto Laboral. Tributación de las Indemnizaciones por Despido.

La Tributación de las Indemnizaciones por Despido

Este ha sido uno de los temas más comentados en el mundo de las relaciones laborales en los últimos meses. Y es que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, el pasado mes de junio espetó que a partir de la introducción de la reforma fiscal, los ingresos obtenidos a partir de la indemnización de un despido serían computados a efectos del impuesto de rentas sobre las personas físicas y tributarían siempre y cuando superaran la cuantía de 2000€ de indemnización por año trabajado.

Sin embargo, el anteproyecto de ley presentado en las cortes generales establece que únicamente tributarán aquellas indemnizaciones por despido que sean superiores a 180.000€, quedando exentas las indemnizaciones inferiores a dicha cantidad.

Pero la cuestión es; ¿actualmente tributan las indemnizaciones por despido?

La respuesta se encuentra en el artículo 7 de la Ley del IRPF, RD 35/2006, que establece en su apartado e), como exentas aquellas indemnizaciones por despido cuya cuantía sea la establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los trabajadores. De tal manera que únicamente estarán sujetas a retención aquellas indemnizaciones que superen los 45 días de salario por año trabajado, para aquellos que hubieran sido empleados con anterioridad al 10 de febrero de 2012 (45 días únicamente hasta el día 10 de Febrero, a partir de entonces el máximo será de 33), y un máximo de 33 días de salario por año trabajado, para aquellos trabajadores que hubieran sido empleados posteriormente a la fecha de 10 de febrero de 2012, en ambas situaciones la indemnización quedará exenta siempre y cuando no sean superada las 24 mensualidades máximas de indemnización establecidas legalmente en el artículo 56 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

El segundo apartado del mismo artículo establece además que, en los supuestos de despido objetivo o bien colectivo, también quedará exenta de tributación aquella cuantía de indemnización, que a pesar de superar la legalmente prevista, 20 días de trabajo por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.   

Ahora bien, si mi indemnización es superior, ¿qué parte de la indemnización tributará?

Pues bien, en este supuesto, únicamente tributará la parte de la indemnización que no se ajuste a la legalmente establecida. Por ejemplo, trabajador con una antigüedad en la empresa de 1 de enero de 2013 es despedido y logra pactar una indemnización por despido improcedente de 37 días por año trabajado. En este supuesto, los 33 primeros días no tributarán, sin embargo los días que van del 33 al 37 (4 días) estos sí que tributarán.

No obstante, para que esta indemnización esté libre de tributación será necesario que las partes reconozcan, en conciliación (CMAC) o durante el proceso judicial, la indemnización a abonar por parte del empresario al trabajador. Esto deviene a través de la interpretación jurídica del artículo 7.e) de la Ley IRPF, pues este además de establecer como exentas las indemnizaciones por despido que no superen la cuantía establecida como obligatoria en el TRLET (como ya he referenciado anteriormente), añade que no podrá “considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato”.

Por lo tanto, para evitar que esta indemnización sea entendida como un pacto entre las partes, tanto empleador como empresario deberán acudir al CMAC para que la indemnización quede exenta de tributación. Algo que lejos de ser una mera interpretación judicial sobre un conjunto de palabras, parece querer introducir el legislador al redactar la Disposición Transitoria Vigésima, que establece de manera directa como exentas todas y cada una de las indemnizaciones por despido improcedente que se hubieran reconocido por el empresario en el momento de la comunicación del despido o en cualquier otro acto anterior a la conciliación, desde la entrada en vigor del RDL 3/2012 de 10 de Febrero (11 Febrero de 2012) y la posterior Ley 3/2012 de 6 (8 Julio de 2012).

Esta misma corriente interpretativa es la que ha seguido la doctrina jurisprudencial en sentencias como la del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en sentencia de 23 de Septiembre de 2013, STSJ Madrid de 1 de Febrero de 2013. Siendo además el criterio interno que sigue la propia Agencia Tributaria, que reconoce textualmente en su página (http://www.agenciatributaria.es) web al hilo de las novedades introducidas por La RDL 3/2012, de 10 de febrero, “para declarar la exención de las indemnizaciones por despido será necesario que se produzca Conciliación o la resolución judicial”.

BFP Abogados

Entrada publicada en Laboral etiquetas , , , , , . Marcador permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


8 − cuatro =